Creación de equipo y metodología de trabajo para la gestión de la diversidad (incluida la religiosa) en la Policía Local Imprimir


Entidades Promotoras

CCAA:
Madrid

Municipio: Fuenlabrada 

Entes Públicos:
Policía Local del Ayuntamiento de Fuenlabrada

Área de la que depende la gestión de la Práctica: Concejalía de Seguridad Ciudadana

pdf Descargar la buena práctica completa ↓

Contacto:

Dirección: Plaza de la Constitución, nº 1. 28943 Fuenlabrada
Teléfono: 91.649.70.92

Resumen

El Equipo de Gestión de la Diversidad de la Policía de Fuenlabrada se crea ante la conciencia de la existencia de una sociedad diversa y de que la diversidad, incluida la religiosa, puede presentar necesidades específicas a la hora de desarrollar actividades, ejercer derechos y acceder a servicios públicos o privados. 

En el ámbito de la diversidad religiosa, las acciones del Equipo consisten en: fomentar el conocimiento mutuo entre las comunidades religiosas presentes en Fuenlabrada y los miembros de la Policía; coordinar, en cuanto servicio de seguridad y emergencia, aquellas celebraciones que impliquen aglomeración de personas y/o hacer uso del espacio público; mediar en conflictos entre las comunidades religiosas y el resto de vecinos, incluyendo, cuando sea necesario, la protección de miembros de las confesiones de las acciones de grupos extremos con conductas de intolerancia ante la diferencia religiosa.

Ámbito territorial

Municipal

Ámbito temático de actuación

Seguridad ciudadana
No discriminación / Tolerancia / Igualdad de trato
Uso de la vía pública

Objetivos de la Práctica

Objetivos generales:

- Mejorar la convivencia ciudadana de todos/as los/as vecinos/as de Fuenlabrada. 

Objetivos específicos:

1. Conocer la realidad de la diversidad religiosa de Fuenlabrada.
2. Formar a los policías de Fuenlabrada en el conocimiento de las celebraciones, sedes y normas o usos de las confesiones religiosas de Fuenlabrada.
3. Establecer un canal de comunicación directo con las confesiones religiosas más representativas de Fuenlabrada.
4. Atender de forma individualizada y con tratamiento específico los hechos que atenten contra las celebraciones religiosas, con especial interés aquellos que pueden suponer un delito de odio o de trato discriminatorio.

Volver al banco de buenas prácticas