Plan Director de la Policía Municipal (Unidad de Gestión de la Diversidad) Imprimir

PRÁCTICA PREMIADA EN EL II CONCURSO DE BUENAS PRÁCTICAS LOCALES EN GESTIÓN DE LA DIVERSIDAD RELIGIOSA (2017)


Entidades Promotoras

CCAA:
 Comunidad de Madrid
Municipio: Madrid
Entes Públicos: Ayuntamiento de Madrid
Área de la que depende la gestión de la Práctica: Policía Municipal
Otras entidades involucradas en la actuación: SELUR, Fiscalía de Delitos de Odio, comunidades religiosas presentes en el territorio.

pdf Descargar la buena práctica completa ↓

Contacto:

Dirección: C/ Sacramento, 2. 28005 Madrid
Correo electrónico: delitosdeodio@madrid.es 
Teléfono: 91 588 08 24 // 606 690 970

Resumen

En marzo de 2016 se presentó el plan director de la policía municipal de Madrid, construido en torno a las siguientes variables:

- Las necesidades de la población madrileña, expresadas a través de sus diferentes demandas de seguridad y convivencia.
- La opinión de los profesionales, teniendo en cuenta la preparación y experiencia de los policías a la hora de abordar tanto la prevención como la reacción policial en estos temas.
- La perspectiva municipal, ya que el objetivo es ser muy respetuosos con la identidad local y municipal que ha de caracterizar a todo el trabajo policial.

En base a éstas, se persigue la obligación de reprimir cualquier delito basado en cualquier tipo de acciones de intolerancia y de discurso de odio por motivos de creencias y/o prácticas religiosas, así como el mantenimiento de los criterios de legalidad y la búsqueda del cumplimiento de la ley, prestando lealmente toda la colaboración precisa para estos objetivos, trabajando porque la identidad municipal vaya mucho más allá y se consiga un auténtico trabajo basado en la misma línea de actuación, tanto por parte de policía municipal de Madrid, como por parte de las diversas asociaciones versadas en esta materia, como en cualquier ciudadano que se vea discriminado por cualquier hecho en el que se cuestione sus creencias y/o prácticas religiosas.

El modelo de ciudad que se maneja quiere ser profundamente inclusivo de la sociedad plural y diversa que la habita; no acepta el supuesto de que la experiencia de un “ciudadano tipo” represente las necesidades de seguridad del conjunto de la ciudadanía, sino que también necesitan estar y sentirse seguros las personas que practiquen o tengan cualquier tipo de creencia religiosa, es decir, se trabaja por la inclusión de todos los vecinos y vecinas de Madrid.
Este modelo de ciudad ha de ser congruente por una apuesta que integre la perspectiva individual (centrada en saberse respetado en la integridad física y circular por la calle sin temor a un insulto o una agresión) con la perspectiva social (más centrada en no sentirse desprotegido por las administraciones o las políticas sociales). Combinar ambas perspectivas y no hacerlas excluyentes nos permite definir la seguridad integral que perseguimos como la garantía que deben tener todas las personas para que sus vidas y su integridad ideológica y de culto, sean respetadas y protegidas. La seguridad y la protección de las minorías religiosas se convierten por tanto en una necesidad.

En el citado plan director, se propició la creación de la Unidad de Gestión de la Diversidad que trabaja de forma especializada en la investigación de delitos de odio y, en el caso que ocupa el Observatorio del Pluralismo Religioso en España, en aquellos delitos en los que la persona o personas que realizan la agresión seleccionan a la víctima por sus características particulares de creencia y/o práctica religiosa.

Por lo tanto, se hace necesario crear un servicio especializado no sólo con la capacidad de orientar y asesorar a las víctimas, sino que intente verificar los hechos para que la tramitación de las denuncias sea rápida y eficaz, que recoja y analice la información para evitar y perseguir la reincidencia previniendo la discriminación cotidiana.


Ámbito territorial

Municipal


Ámbito temático de actuación

Seguridad ciudadana
Información y atención

Objetivos de la Práctica

Objetivo general:
Crear un servicio especializado centrado en la erradicación de la discriminación por motivos religiosos tanto en la creencia como en la práctica de los mismos, no sólo con la capacidad de orientar y asesorar a las víctimas, sino que intente verificar los hechos para que la tramitación de denuncias sea rápida y eficaz. Se fomenta que se recoja y analice la información para evitar y perseguir la reincidencia y que se priorice el cumplimiento de estas normas previniendo la discriminación cotidiana.

Objetivos específicos:
1) Elaborar y poner en marcha estrategias para el conocimiento mutuo fomentando la confianza de las asociaciones y centros de culto que representan la sociedad diversa en la Ciudad de Madrid.
2) Dotar de medios humanos y materiales para garantizar estos derechos e incluir dentro de las labores policiales, protocolos y formación para poder atender adecuadamente a las víctimas y perseguir eficazmente no sólo delitos, sino también las manifestaciones cotidianas de intolerancia religiosa.
3) Identificar y visibilizar los delitos de odio y otros hechos discriminatorios o de intolerancia. Facilitar la confección de la denuncia dando apoyo a la víctima, tramitando el atestado y las diligencias necesarias, de forma que sean claros los indicios del agravante previsto en el Código Penal para este tipo de ilícitos o las circunstancias que atenten contra el principio de libertad religiosa amparado en la Constitución Española y el Código Penal.
4) Coordinación con el resto de recursos y asociaciones de víctimas y de defensa de derechos humanos y con las entidades religiosas como principales afectadas.

Volver al banco de buenas prácticas