Islam Imprimir

Es la más reciente de las religiones del libro y la segunda del mundo en número de seguidores a escala global. Surgió en Arabia en el siglo VII como consecuencia de la predicación del profeta Muhammad (Mahoma) y se expandió muy rápidamente por el norte de África y Oriente Medio. Es una religión monoteísta estricta y plantea que es un grave error religioso asociar a la divinidad, denominada Allah en árabe, a cualquier otra entidad o ser. El libro fundamental en el Islam es el Corán, que recoge según la tradición las palabras inspiradas por Allah a Muhammad. Son importantes también los dichos o hechos del profeta recogidos en los hadices. Ser musulmán consiste en aceptar la unicidad de la divinidad y que Muhammad es el profeta que sella la revelación definitiva (chahada), afirmándolo diariamente por medio del rezo (salat o azalá) en dirección a La Meca (y de modo más solemne el viernes en la mezquita, lugar de reunión para la oración comunitaria). Caracteriza también a los musulmanes el ayunar del amanecer al anochecer durante el mes de ramadán (sawm), ayudar a quienes lo necesiten con una parte de lo que se posee (zakat o azaque), peregrinar, siempre que sea posible, una vez en la vida a La Meca (hajj) y vivir de acuerdo a las normas de comportamiento tenidas por correctas que conforman la ley islámica.

El Islam es una religión universalista, y aunque la actividad misionera ha sido menos activa que en el caso del cristianismo en los últimos cinco siglos, ya que la hegemonía mundial no ha sido detentada por países musulmanes en tiempos recientes, la conversión no es en la actualidad excepcional, como ocurre por ejemplo en Estados Unidos, donde el número de conversos al Islam, en especial entre poblaciones afrodescendientes, se acerca a los dos millones.

Desde una época temprana el Islam se dividió en varios grupos, el principal lo constituyen los sunníes, que son ampliamente mayoritarios, con más del 80% de los musulmanes, le siguen los chiíes, que son algo más de un décimo de los musulmanes del mundo. Entre las diferencias entre sunníes y chiíes destaca la importancia que otorgan los segundos a las autoridades religiosas, ayatolás y molás, mientras que entre los sunníes la relación entre la divinidad y sus fieles es directa y los intermediarios (como los imames, responsables de las mezquitas) no tienen un peso tan importante. En las últimas décadas ha cobrado fuerza, aunque se trata de una opción minoritaria, el islamismo político que propone, frente a los diversos intentos de adaptar los presupuestos de la modernidad al Islam, separando religión, política y sociedad, una imbricación total de estos ámbitos, que ha llevado a una activa práctica política que en ocasiones ha optado por las vías violentas para imponer sus puntos de vista. En el Islam también hay modelos de carácter místico de entender la religión a los que se les incluye bajo la denominación de sufismo. Los sufíes se suelen organizar en hermandades (tariqas), que han sido muy activas en la implantación del Islam tanto en Asia Central y oriental como en el África subsahariana (son particularmente influyentes las hermandades sufíes en Senegal con notable impacto en España).

Aunque el Islam es una religión árabe en origen, la mayoría de los musulmanes actuales no son árabes ni están arabizados. Los límites del Islam árabe están en Irak y Siria por el oriente y el Sáhara por el sur, los países musulmanes más poblados como Indonesia, Pakistán, Irán o Turquía no son países árabes. Los musulmanes superan los 1.200 millones en la actualidad. Son la gran mayoría de la población en una extensa y continua franja de la tierra que va desde el norte y el este de África al norte del subcontinente indio e Indonesia. Durante los siglos anteriores a la expansión europea hacia América fue la religión mundial con mayor número de seguidores. Es una de las religiones que tiene un crecimiento más destacado a escala global por el dinamismo demográfico de los países musulmanes y además está teniendo un impacto importante en los países europeos y en América como consecuencia de la dinámica migratoria de las últimas décadas.

En España los musulmanes superan el millón de fieles. Esta posición es, en parte, debida a la reciente inmigración, en especial la que proviene del norte de África (solamente los marroquíes regularizados son más de medio millón, seguidos de lejos por los argelinos que superan los 35.000, aumenta también el impacto del Islam senegalés que se caracteriza por el peso de las hermandades sufíes en su desarrollo). Existen también minorías de conversos al Islam, un cierto número de ellos lo ha hecho como consecuencia de haberse casado con una persona musulmana, pero destaca entre los conversos el grupo de los que siguen diversas formas de sufismo. Añádase que España resulta un caso excepcional en Europa, ya que hay que tener en cuenta que durante la Edad Media el Islam tuvo un papel muy importante en una Península Ibérica caracterizada por la diversidad religiosa y la convivencia de las tres religiones. Durante siglos fue la religión dominante en el territorio que se denominaba Al Ándalus y algunos musulmanes, tanto conversos como inmigrantes, valoran y reivindican esta herencia. Desde 1992 el Islam tiene una posición legal privilegiada en España como consecuencia de los Acuerdos suscritos entre la Comisión Islámica de España (CIE) y el Estado español, que tienen en cuenta, como en el caso del judaísmo, esta historia de convivencia a la hora de singularizar el arraigo particular de estas religiones en España. El número de mezquitas y asociaciones y centros culturales islámicos está en constante crecimiento en España. En los años 90 parte de ellos se encontraban aglutinados en torno a dos federaciones, la UCIDE (Unión de Comunidades Islámicas de España) y la FEERI (Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas), que integran la CIE en esa época. Se han desarrollado nuevas estructuras federativas y de coordinación a nivel de comunidades autónomas generando un panorama caracterizado por su variabilidad y su dinamismo, lo que ha resultado en el actual proceso de reforma de la CIE.

Ver además:

Volver al Glosario de confesiones religiosas