Hablamos con Luna Alfón Coriat

  • Esta actividad se desarrolla en el Centro de Estudios Ibn Gabirol – Colegio Estrella Toledano. ¿Nos podría hablar un poco sobre el Colegio y su historia?

    Nuestro colegio es el único colegio judío de Madrid. Es un colegio reconocido por la Consejería de Educación de Madrid y con un convenio singular. Seguimos el programa nacional y pertenecemos a la Red de Colegios Bilingües de la Comunidad de Madrid. Desde el año 2011 ofrecemos también la etapa de Bachillerato (siendo esta de oferta privada). Y desde este curso escolar 2017/18 ofrecemos Bachillerato Internacional como único programa para nuestros alumnos de Bachillerato.

    Con la llegada de los primeros judíos a Madrid se comienza a organizar los oratorios, y como prioridad fundamental la posibilidad de ofrecer una formación judía integral a los hijos de las familias que se trasladaron a Madrid. En todas las Comunidades Judías, el lugar central lo ocupa el colegio ya que es a través de la Educación que se pueden construir, asentar y desarrollar las Comunidades.

    Inicialmente, dado el origen de las familias, el colegio ofrecía educación cien por cien en francés y por supuesto materias judaicas y español. Esto tenía que ver con las necesidades y las sensibilidades de la Comunidad en ese momento, posteriormente y dadas las necesidades cambiantes de las familias, se cambió a ofrecer español e inglés hasta llegar al modelo actual en el que se ofrece un programa bilingüe español-inglés y con el hebreo como tercera lengua.

    Muchas fueron las personas que influyeron y fueron relevantes en el desarrollo y consolidación del colegio, pero principalmente fue al trabajo de las diferentes Juntas Directivas de la Comunidad, los dirigentes profesionales y por supuesto a las familias que confiaron en el proyecto educativo, aun habiendo otros colegios más experimentados en aquel momento.

    Podemos decir que la visión y el convencimiento en la necesidad de un colegio judío en Madrid, de personas como el Sr. y la Sra. Lasry, el Sr. Hatchwell y el Sr. Halioua fueron decisivas.

  • El Colegio tiene el judaísmo como eje vertebral de su propuesta educativa. ¿Qué peso tiene la religión en el centro? ¿Y qué valor representa para la comunidad judía en España, y concretamente en Madrid?

    Efectivamente el judaísmo es el eje vertebral de la propuesta; sin embargo, quiero destacar que la educación judía que ofrecemos tiene dos partes: una, la curricular, que ocurre dentro del aula donde se enseña el idioma hebreo, la Torah y las tradiciones, pero también hay otra parte que es fundamental, la celebración de todo el colegio de las festividades judías. Estas no solo se estudian, sino que también son motivo de celebración con los miembros de la comunidad escolar.

    Realmente el colegio es un valor fundamental a nivel educativo y como catalizador de la continuidad del judaísmo en Madrid y en cualquier comunidad. El colegio es la institución que reúne a la gran mayoría de judíos de Madrid independientemente de las tendencias.

  • Concretando ya en el Proyecto "Mis Raíces", ¿cuándo y cómo surge la idea del proyecto?

    El proyecto surge en el marco del Concurso propuesto por el Museo de la Diáspora de Israel. Es una propuesta de trabajo que ofrecen para los colegios con la idea de rescatar las múltiples historias de los judíos en el mundo. Es una forma de entender al mismo tiempo la diversidad que hay, y la similitud del pueblo judío, siendo nosotros parte de la historia universal.

    Durante todo el curso escolar los alumnos de 2º de la ESO dentro del estudio de la asignatura de Historia del Pueblo Judío se dedican a investigar: sobre si mismos, quienes son, lo que les gusta, lo que les define, eventos relevantes en su vida, su familia y su comunidad. Posteriormente, eligen un personaje de su familia sobre el cual investigar y finalmente, llevan a cabo una investigación sobre el contexto histórico en el que vivió ese personaje. Llevamos más de 12 años participando en este proyecto por lo que podemos afirmar que el proyecto de “Mis Raices” forma parte de la propuesta educativa del centro.

    El objetivo, básicamente, es que el alumno pueda conocer sobre sus raíces para, a partir de ellas, proyectarse al futuro. Sentirse parte de una cadena / legado histórico.

  • ¿Qué efecto provoca en los/as alumnos/as abordar sus orígenes?

    Al principio mucho respeto, pero poco a poco se van adentrando y van desplegando todas sus inquietudes.

       

  • ¿Nos puede acercar a algunas historias que le hayan tocado de una forma especial a lo largo de los años que lleva desarrollándose el proyecto?

    Historias múltiples, desde las personales (mis 3 hijos hicieron este trabajo) hasta historias terribles ocurridas en el seno de nuestras familias, oportunidades en las que consiguieron salvarse milagrosamente o encuentros que llegaron a cambiar vidas y generaciones enteras. No hay una sola vida que no haya sido única o digna de estar en un trabajo de investigación de nuestros alumnos.